el coche de la felicidad. 5+1 claves para un viaje en coche extraordinario

27.02.2015

El pasado 9 de febrero, intervine en un programa de radio para hablar sobre las 5 claves de la felicidad. De camino en el coche a la oficina, iba pensando que realmente cada día estamos recibiendo una avalancha de información acerca de estas claves… que si 3, que si 10, que si está en mi interior, que si es un camino sencillo, que si es complicado, etc etc etc; una multiplicidad de mensajes que en verdad dificultan encontrar una información unificada; de hecho es un tema tan manido que resulta en ocasiones superficial e incluso, a veces, poco motivador e inspirador…En definitiva, ¡poco feliz!

Pero, aunque iba reflexionando sobre esto, lo cierto era que yo iba a intervenir en un programa para hablar de 5 claves, así que, ¿cuáles son estas?, más en concreto, ¿cuáles son MIS CLAVES?… se me ocurrió de alguna manera que ciertamente la felicidad es un recorrido, y más en concreto y ya que iba conduciendo, la felicidad es un VIAJE EN COCHE

 

EL COCHE DE LA FELICIDAD- 5+1 piezas clave para un viaje EXTRAORDINARIO

 

1º.- GPS- ATENCIÓN

EL GPS, el sistema de navegación de mi coche, es mi ATENCIÓN. Mi atención es mi tesoro, es el filtro a través del cual yo percibo la realidad.

¿Dónde está mi atención? ¿Se encuentra paralizada ante algún accidente del camino? ¿Quedó congelada en algún evento pasado del viaje, o disfruta vislumbrando el horizonte? ¿Es capaz de apreciar los pequeños y bonitos detalles del paisaje? ¿Está firmemente orientada hacia mi destino o se encuentra perdida y fragmentada y, en consecuencia, mi coche se mueve a trompicones?

 

2º.- MOTOR- ENERGÍA

El motor de mi coche, su corazón, es mi energía física, mental y emocional.

Cuanto más elevado sea mi nivel de energía con mayor fluidez y velocidad se moverá mi coche. Mi coche no se moverá por inercia; todo lo que para mí merece la pena hacer, requerirá siempre de energía por mi parte. De nada servirán las buenas intenciones si maltrato o desperdicio mi energía.

¿Cómo está mi motor? ¿Lo limpio y hago un mantenimiento periódico? ¿Lo nutro con los combustibles adecuados? ¿Lo trato con cuidado y respeto o lo someto a continuos momentos de stress y tensión llevándolo al límite? ¿Chequeo donde están las fugas de energía? ¿Pongo medios para recuperarla?

 

3º.- CRISTALES, ESPEJOS Y LUCES- CLARIDAD

¿Soy capaz de ver bien la carretera desde mi coche? ¿Están limpios los cristales o veo el exterior a través del barro del último bache que atravesé?

Si mi mirada es clara y está limpia de prejuicios seré capaz de tener visión; soy consciente de dónde vengo (espejo retrovisor) y vislumbro el horizonte hacia dónde voy.

Las luces de mi coche alumbrarán mi camino en la oscuridad. Cuando llegan los momentos oscuros y difíciles, ¿oriento mi mirada hacia la negrura o me enfoco en el punto de luz?

 

4º.- VOLANTE- METAS

Mi coche o está parado o siempre va hacia alguna parte.

¿Soy yo el que estoy al volante, o me dejo llevar por las trayectorias de otras personas? ¿Dirijo el coche con firmeza hacia dónde quiero ir, o me limito a dar vueltas por no decidir una orientación? ¿Corrijo mi dirección tras un tropiezo o me empeño en seguir chocando contra el obstáculo?

 

5º.- RUEDAS- ACCIÓN

Mi coche no nació para dormir en un garaje.

Lo que dá vida a mi coche es el movimiento. Para aprender a conducir no basta con pasar un examen, TENGO que conducir: puede que al principio se me cale continuamente, pero no pasa nada porque sé que el error forma parte del proceso de aprendizaje. Algún día llegaré a ser un gran conductor y para eso soy consciente de que cuánta más experiencia tenga, mejor.

¿Me permito cometer errores de vez en cuando al conducir o al primer error ya abandono la conducción? ¿Mantengo mis ruedas con la presión adecuada?

 

+1

Con este diseño final de mi coche de la felicidad ya había llegado prácticamente a la oficina. Estaba contenta con estas piezas y al mismo tiempo sentía que “me faltaba algo”… y es que ¿CUÁL ES EL PRÓPÓSITO O SENTIDO DE MI VIAJE? ¿Qué es lo que hará que mi viaje sea EXTRA-ordinario?

Ahí sí comprendí que cada uno de nosotros tiene “su viaje en coche único e intransferible”, no es posible estandarizar ni generalizar este propósito, pero sí el medio de llegar a él.

Si yo cultivo un espacio interno de quietud y paz interior, o en palabras de Eckhart Tolle,  cuando conecto con la quietud interna, voy más allá de mi ajetreada mente y de mis emociones, es entonces cuando descubro grandes profundidades de paz duradera, alegría y serenidad; es entonces cuando “conozco” el propósito de mi viaje.

 

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

(Constantino Cafavis)

Os deseo un viaje extraordinario

Patricia Rodríguez Abelairas

Coach Energía & Motivación

patricia@emotivacion.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

volver